Pscittacidae Loros Parrots

Loro Barranquero
Burrowing Parrot
Cyanoliseus patagonus patagonus
(Vieillot 1827)
Cyanoliseus patagonus andinus (Dabbene y Lillo 1913)
Cyanoliseus patagonus conlara (Nores e Yzurieta 1983)

Tricahue
Chilean Burrowing Parrot

Cyanoliseus patagonus bloxami (Olson, 1995)


1 Amaicha del Valle, Tucumán (andinus). 2 Colalao del Valle, Tucumán (andinus).


3 y 4 Nidos en Barranca, Sa. Ventana. Bs. As.  (patagonus).


5 y 6 Nidos en Barranca, Abra del despeñadero, Cnel. Pringles Bs. As. (patagonus).


7 Ovalle, Coquimbo, Chile (bloxami). 8 Carpintería, San Luis. Grupo familiar, de izq. a der. madre, volantón y padre (conlara).


9 y 10 Fofo Cahuel, Chubut (patagonus).


11 Piedra del Águila, depto. Collon Cura, Neuquén, Pareja (patagonus). 12 Sierra de la Ventana, Bs. As. Familia (patagonus).


13 Amaicha del Valle, Tucumán; pareja (andinus). 14 Las Grutas, Río Negro, madre (o padre) con pichón (patagonus).

 

En lo referente a la vida de los loros, todo gira en torno al vínculo de pareja. Los loros se aparean de por vida y son virtualmente inseparables. (...) Los dos comen juntos, duermen juntos, vuelan juntos, y crían a sus polluelos juntos. Si observamos detenidamente una bandada de loros, veremos que, en realidad, se trata de un conjunto de parejas.

William Jordan, 1991, El divorcio de las Gaviotas.

 

Psittacus patagonus, Vieillot, 1818, Buenos Aires, Argentina.

Otros nombres: Loro Tricahue (CL).

Mide
unos 42 a 47 cm. según la subespecie. Sexos iguales, el macho es de mayor tamaño que la hembra. Resulta fácil compararlos cuando están en pareja (siempre lo están).

C. p. patagonus Corona, dorsal y mitad superior del vientre de color oliva a gris. Parche periocular blanco que se extiende hacia atrás. Banda pectoral blanquecina e incompleta (piel en mano), en el campo dos manchas blancas variables en las axilas. Flancos, ventral, parte inferior de la espalda y rabadilla de color amarillo. Centro del vientre con notable mancha roja variable. Cobertoras oliva, primarias azules, secundarias y cola oliva.
C. p. bloxami De coloración similar a C. p. Patagonus pero con pechera blanca mayor y más contrastada. De mayor tamaño.
C. p. andinus Más oscuro en general. Gris. El amarillo ventral desaparece, o casi, reemplazado por oliva. Las manchas blancas de las axilas / pecho son muy pequeñas o inexistentes.
C. p. conlara Normalmente descripta como más oscura en el pecho, pero en el campo resulta bastante variable, con caracteres intermedios entre patagonus y andinus.


Posible confusión: Inconfundible.

Ecología: La población austral (patagonus) es migratoria. Las poblaciones del NOA y Chile tienen movimientos estacionales desde la montaña alta a los valles más protegidos en invierno.
Netamente colonial. Siempre en grupos, que a su vez se componen de parejas o en época de crianza de familias: padres y pichones. Ruidoso. Posa en postes y cables. Las bandadas se desplazan ruidosamente para alimentarse. Mientras se alimentan, un individuo permanece apartado y alerta para dar la voz de alarma en caso de peligro.

Anida en colonias, en huecos y salientes de  barrancas (Fotos) en donde construye cuevas de más de un metro de profundidad. Tiene un ciclo anual de movimientos que está ligado a la diversidad y a la oferta de alimentos. Es netamente herbívoro, pero dentro de esta especialización es muy generalista: Frutos, granos, semillas, etc.

Hábitat: Ambientes áridos, generalmente con agua cerca.
Sabanas arbustivas, estepas, áreas rurales, con bardas y barrancos, etc. A estos ambientes se agregan costas de mar con barrancos para el caso de patagonus (y antiguamente bloxami).

Conservación: Las poblaciones están disminuyendo en todo su rango de distribución. La subespecie C. p. bloxami, única presente en Chile, se encuentra en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat, el tráfico para mascotismo y la caza para alimento ya que en algunas comunidades se la considera un plato exquisito. En Argentina el lobby de los productores logró que a nivel gubernamental se considere plaga para los cultivos lo que ocasiona matanzas "legales". El manejo del loro barranquero como plaga o como especie comercializable nunca se apoyó en información técnica referida al estado de las poblaciones silvestres o a la intensidad del daño que pudieran ocasionar (Sánchez A. Paolo, 2019). Anteriormente era una especie muy común en todo su rango, actualmente solo lo es en sitios puntuales. Además, al haber sido declarada plaga se la excluye de las prohibiciones para el tráfico ilegal de especies, lo que facilita su captura para mascotismo.

Distribución: C. p. patagonus Se distribuye por casi toda la Patagonia, excepto los bosques húmedos,
A partir de 2012 Observado reiteradamente en el depto. Lácar, Neuquén, en la zona ecotonal Bosque húmedo - Estepa. Obs. Pers.

C. p. patagonus (Vieillot, 1827)
desde el NE de Santa Cruz, por toda la Patagonia hasta Mendoza, el O de San Luis y Córdoba, La Pampa y el C S de Buenos Aires. Es endémico del C y S de Argentina; en invierno se desplaza hacia el N, ocasionalmente hasta el SO del Uruguay.
C. p. bloxami (Olson 1995) Endémico de un pequeño sector de Chile Central.
C. p. andinus (Dabbene & Lillo, 1913), en el N de la cordillera de Los Andes. Centro de Mendoza hacia el N, San Juan, Catamarca, la Rioja, Tucumán y el SO de salta. Es endémico del NO de Argentina.
C. p. conlara (Nores & Yzurieta, 1983) NO de San Luis y el SO de Córdoba. Algunos autores consideran a esta población una variación geográfica, mezcla de C. p. patagonus y C. p. andinus.

Argentina, Chile, S de Uruguay en invierno.



Lista Roja UICN: LC (Preocupación Menor).

Debido a su plumaje atractivo, su adaptabilidad para sobrevivir en cautiverio y su habilidad para emitir voces y repetir sonidos, los Psitácidos se enfrentan con el tráfico de fauna y el mascotismo. Además, como casi todos son arborícolas de zonas cálidas, también sufren las consecuencias directas e inmediatas de la destrucción de su hábitat por la deforestación y el avance de la frontera agropecuaria. Estas situaciones ponen a todas las especies en peligro y a algunas especies particulares en franco peligro de extinción.

De esta familia con más de 330 especies distribuidas por todo el mundo, unas 15 ya están extintas. De las 25 o más que había en la Argentina quedan unas 24 y casi todas se encuentran en disminución; varias son muy escasas, algunas probablemente se hayan extinguido localmente y por lo menos una se extinguió totalmente.

Agradecimientos a Indiana Costa, Lito Ferrer, Ximena Olivares, Birding Challenge 2014; Eva Perez Molina de San Fernando, CL, por su aporte sobre el Loro Tricahue, Edith Polverini y Santiago Juan Torres.

 

Pscittacidae

 

Mariano Costa. 2008. Actualizado 2015, 2021. Loro Barranquero, Cyanoliseus patagonus patagonus (Vieillot 1827), Cyanoliseus patagonus andinus (Dabbene y Lillo 1913), Cyanoliseus patagonus conlara (Nores e Yzurieta 1983), Tricahue Cyanoliseus patagonus bloxami (Olson, 1995) Fotografías de Mariano Costa, Lito Ferrer, Ximena Olivares y Edith Polverini ©2006-2021 Mariano Costa - Aves Patagónicas - Freebirds www.avespatagonicas.org 01 mayo 2021