Accipitridae Hawks Águilas chicas, Halcones grandes

Aguilucho Langostero
Swainson's Hawk
Buteo swainsoni
(Bonaparte 1838)


1 Ejemplar joven (anillado en Canadá), Sur de Santa Fe. 2 Adulto joven, Cnia. San Martín de Tours, Buenos Aires.


3 y 4 Juveniles Macachín, La Pampa. 5 Subadulto, Venado Tuerto,


6 y 7 Adultos, Cnia. Malbertina, Córdoba.


8 y 9 Adultos, Venado Tuerto, Santa Fe.


10  Subad. Cnel. Pringles, Buenos Aires. 11  Subad. Cnia. San Martín de Tours, Buenos Aires

 

Buteo Swainsoni Bonaparte, 1838, Fort Vancouver, Washington, U.S.A.

La hembra mide unos 52 cm. y el macho unos 44 cm. Sexos iguales.

Posible confusión: Con los demás Buteos, especialmente con Buteo polyosoma y Buteo albicaudatus. Polimórfico, aunque mantiene algunos patrones. Esbelto. De adulto presenta un "babero" oscuro que también se ve, aunque no del todo cerrado, en los juveniles (Fotos) y una banda negra terminal en la cola (Fotos), distinta de la banda negra subterminal de Buteo polyosoma y buteo albicaudatus. En vuelo, las remeras oscuras ayudan a diferenciarlo de las otras dos especies (Fotos).

Ver también: Comparación para la identificación de Buteos

Ecología: Migratorio de larga distancia. Desde el O de Canadá, U.S.A. y N de México hasta las pampas en Argentina. En la migración recorren hasta 14.000 km en más 40 a 50 días. Algunos ejemplares no regresan al N, especialmente durante su primer año (Kini Roessler com. pers.). Ante una oferta de alimento abundante puede encontrarse en bandadas mixtas con otra especie.

Arisco. Posa en postes. Sigue a los máquinas agrícolas. Permanece dando vueltas en el aire cazando insectos en bandada, a veces de miles de ejemplares. Se observaron concentraciones de 7.000 individuos en La Pampa.

En época de cría (hemisferio N) se alimenta de pequeños mamíferos y reptiles. En época de reposo (Hemisferio S) históricamente se alimentó de grandes insectos, de allí proviene su nombre de Langostero (por las Tucuras), y en menor medida de pequeños reptiles, batracios, roedores y aves.

Observaciones de más de tres décadas de Santiago Juan Torres en el SE de la provincia de Buenos Aires, indican que actualmente B. swainsoni se mantiene en grandes bandadas (1) exclusivamente durante la época de la cosecha, que ocurre a fin de año y abarca prácticamente toda el área de invernada de la especie. En esta instancia las cosechadoras remueven los lotes y despejan grandes áreas de caza, exponiendo presas como ratones y batracios (foto superior) que los Buteos aprovechan. Recién después de la cosecha se dispersan, observándose este hábito con mayor ocurrencia desde fines de la década de los 90 a partir de la expansión de la cosecha mecánica. Anteriormente a 1995 se los observaba alimentándose mayormente de langostas, pero posteriormente debieron cambiar su dieta a partir del uso de agroquímicos que causaron, por un lado una altísima mortandad por envenenamiento en los años 95-96 (*) y por el otro la repentina y masiva disminución de estos grandes insectos (Santiago Juan Torres com. pers.).

El cambio en los hábitos de la especie en su territorio de invernada observado por Santiago J. Torres se confirma con observaciones realizadas en una región agrícola del municipio de Santiago Ixcuintla, Nayarit, México; en el cual, durante tres temporadas no reproductivas desde 2011 hasta 2015, se registró a la especie en campos de cultivo que estaban siendo labrados y que las aves utilizaron como áreas de alimentación. El número de ejemplares fue incrementándose año a año y el estudio señala que el aumento pudo deberse al abundante alimento que se expone en los campos arados, ya que en ningún otro momento de la temporada no reproductiva se observan tales concentraciones en la región (Mendoza et al 2016).

(*) En el verano de los años 1995/96, las poblaciones de B. swainsoni descendieron notoriamente debido al envenenamiento con agroquímicos causado por la ingesta de insectos fumigados (Fotos, abajo). En aquella ocasión murieron casi 6.000 ejemplares en Argentina (Goldstein et al 1999), lo que provocó que las entidades canadienses que monitoreaban la especie se involucraran activamente con las instituciones responsables en Argentina (INTA, SENASA). A partir de esto se implementaron programas de concientización pública y se prohibió, retiró del mercado, y luego dejó de fabricarse el agroquímico causante de las muertes (Monocrotofós). El resultado de la gestión de los canadienses y el trabajo del INTA, logró reducir drásticamente la mortandad a 26 ejemplares durante la invernada de 1996/97 (Zaccagnini M. E. 1996) (Santana V. 1997).


Ante una oferta de alimento abundante puede encontrarse en bandadas mixtas con otra especie. Arriba. B. swainsoni y B. albicaudatus durante una operación de fumigación en un campo. Bandada mixta de 18-19 ejemplares alimentándose de insectos y roedores que iban cayendo a causa del envenamiento. (obs. Pers.) Feb. 2010, Gualeguay, Entre Ríos.

Hábitat:
Terrenos abiertos. Llanuras, praderas, áreas agrícolas.

Distribución: Se distribuye por toda América como transeúnte. En Argentina por el Bioma del Pastizal Pampeano. C y E del país. Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Buenos Aires y La Pampa, llegando al NE de Río Negro.

Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia (pasante).

 

Lista Roja UICN: LC (Preocupación Menor)

(1) Varios miles de individuos en Cnia. San Martín de Tours, Buenos Aires, fines de Diciembre 2021 Obs. pers.

Agradecimientos a Santiago Juan Torres, Aldo Chiappe, Matías Juhant, Ramón Moller Jensen, Ricardo Moller Jensen, Liliana Olveira, Kini Roessler y Sergio Seipke.

 

Accipitridae

 

Mariano Costa. 2010. Última actualización 2022. Aguilucho Langostero Buteo swainsoni (Bonaparte 1838) Fotografías de Mariano Costa, Ricardo Moller Jensen y Santiago Juan Torres ©2006-2022 Mariano Costa - Aves Patagónicas - Freebirds www.avespatagonicas.org 15 enero 2022