Macá Tobiano Hooded Grebe
Podiceps gallardoi
(Rumboll, 1974)

Podicipedidae
Grebes Macás
Mariano Costa, José Diaz Tavie y Eduardo Militello


 


Mide unos 28 cm. Sexos iguales.

Posible confusión: Inconfundible. Ligeramente parecido al Macá Plateado (Podiceps occipitalis) con quien comparte hábitat en algunos sitios puntuales. El Tobiano tiene un patrón de coloración blanco y negro mas contrastado, especialmente en la cabeza, posee frente blanca y cresta frontal rojiza. Además su tamaño es notablemente mayor. De lejos los juveniles podrían llegar a confundirse.

Actitudes: Muy confiado, probablemente desde su reciente descubrimiento no haya tenido tiempo, ni oportunidad, de adaptarse a los humanos. Siempre en grupos. Excelente nadador y buceador.

Ecología: El nido, que construyen ambos padres, es una plataforma de vinagrilla (Myriophyllum elatinoides) bastante rústica, similar a la de las otras especies de la familia. Al nacer el primer pichón los padres abandonan el nido. El pollito es transportado en el lomo de uno de ellos mientras el otro lo alimenta. Cuando el pichón es más grande, ambos se sumergen para buscarle alimento.

En el área de invernada los grupos se encuentran dispersos. En temporada reproductiva prefiere estar en colonias. La cantidad de individuos en estas colonias sería naturalmente fluctuante (1), pero disminuye año tras año debido a la declinación poblacional de la especie. Hay testimonios relativamente recientes de colonias de algunos cientos de ejemplares. Para la actualidad (2018) una colonia de 60 ejemplares se considera importante (1).

Despliegue nupcial


Como la mayoría de los Macás, tiene una ceremonia de cortejo muy elaborada.
Dura varios días y en esta etapa se van formando las parejas. Consta de muchas partes, que van alternando con momentos de reposo, en las que pueden observarse persecuciones, carreteos, chapoteos, etc. Siempre con la participación de dos o tres individuos.

La danza incluye muchas posturas y actitudes, siempre a la par, erguidos, para luego detenerse, mirarse, y comenzar un movimiento con los cuellos y cabezas en el que miran hacia uno y otro lado y eventualmente entrecruzan los cuellos. Luego de unos instantes detienen ese movimiento para volver a nadar sincronizadamente.

 


La pareja realiza una ofrenda de hierba. Primero uno, luego el otro, y así sucesivamente durante algunos instantes.

 


Eventualmente se incorpora otro competidor y comienzan una nueva danza que puede incluir zambullidas, "atropelladas", carreras cortas, etc.

 


En determinado momento se detienen y uno de los integrantes de la pareja se muestra, inflándose y abriendo las alas.

 


El macho, luego de mostrarse de esta forma comienza un chapoteo mientras adopta distintas posturas, con mucha salpicadura de agua y con el cuerpo y el copete erguidos. La hembra mientras tanto observa atentamente. Luego se unirá a la danza nadando a la par.

 


Problemática:
La introducción de salmónidos en los ríos, lagos y lagunas de la provincia, los obliga a competir con estos por su alimento, lo que indefectiblemente llevará a las poblaciones al colapso (2). Asimismo, el enorme tamaño de estos salmónidos sugiere que podrían depredar directamente a los pichones e incluso a los adultos (1) (3). Para 2006 ya se contabilizaban 37 lagunas contaminadas con salmónidos introducidos (4).
Tanto estancieros privados, como empresas mineras y los estados provincial y municipales continúan sembrando salmónidos en los cuerpos de agua dulce de la provincia (1).

Es depredado directamente por el Visón Americano (Mustela vison), una especie exótica que se asilvestró en Patagonia proveniente de criaderos de Argentina y Chile a partir de 1984 (1), y s
us huevos y pichones por la Gaviota Cocinera (Larus dominicanus) (3) cuya presencia en el área se ha ido incrementando a partir de la basura generada por la actividad humana. En ocasiones los nidos son destruidos por la Gallareta de Ligas Rojas (Fulica armillata) y por el viento (5).

Si bien en un primer vistazo pareciera que la depredación por parte del Visón es el mayor problema para la supervivencia de la especie; la competencia feroz por el alimento con los salmónidos en su área de reproducción sería el más grave de los problemas con que se enfrenta (1).
Tanto el Macá Tobiano como los salmónidos introducidos se alimentan de unos crustáceos abundantes en las lagunas de la meseta llamados anfípodos; en algunos cuerpos de agua de la meseta tienen un tamaño enorme (6) por tanto, lo que antes representaba una importante ventaja  para el Macá ahora lo es para las truchas. Obligado a esta competencia, el Macá Tobiano lleva las de perder.

En 2018 la población total estimada es de  +660 -800 individuos para toda su área de distribución (7). Se han registrado híbridos con el Macá Plateado (Podiceps occipitalis) (2).


Alimentación: Pequeños caracoles, insectos acuáticos, invertebrados, pequeños peces, crustáceos, etc.

Hábitat: Ambientes acuáticos patagónicos. En temporada estival se lo encuentra en algunas lagunas de la alta meseta del oeste Santacruceño, entre los 500 y 1.500 m.s.n.m. en un paisaje volcánico de clima hostil, con altas variaciones térmicas y fuertes vientos casi constantes. En invierno en el este. Rías, canales y costas marinas.
Eventualmente se lo puede observar en distintos tipos lagos y lagunas, pero para el cortejo y la reproducción prefiere los espejos de agua cristalina con vegetación acuática emergente (Vinagrilla).

Distribución: Mesetas al Oeste de Santa Cruz en temporada reproductiva. Sureste de Santa Cruz en temporada invernal, también registrado en el área de Punta Arenas.

 

Punta Arenas, CL Juv. Punta Arenas, CL Ad. con pollo. Santa Cruz, AR




Status de conservación: Lista Roja UICN: CR (En Peligro Crítico de Extinción). Su estado de conservación es crítico. Endémico. Declarada de Interés especial por el Gobierno de Santa Cruz por decreto 198 de 1979. Declarado Monumento Natural Provincial por Santa Cruz por Ley 2.582.

(1) Obs. Pers.
(2) Birdlife 2011
(3) Hernan Casañas Com. Pers.

(4) Lancelotti, J.L., M.A. Pascual Y M.C. Dieguez 2006

(5) Chebez J.C., A. Johnson, M. Rumboll y S. Imberti, 2008
(6) http://www.federicoprato.com.ar/notas/lagostrobel/lagostrobel.htm
(7) Birdlife 2018



Agradecimientos a Hernán Casañas, Jorge La Grottería, José Diaz Tavie y
Eduardo Militello.

Volver a Podicipedidae Back to Grebes

© 2006-2018 Mariano Costa - Aves Patagónicas - Proyecto Freebirds - Actualizada 07 diciembre 2018